Las protestas expulsan al jefe de antigüedades de Egipto

Foto AP / Khalil Hamra

Apenas 2 meses después de que Zahi Hawass fuera removido como jefe de las antigüedades de Egipto, su sucesor presentó su renuncia. Mohammad Abdel Fatah, ex profesor de la Universidad de El Cairo, dijo hoy a Science Insider que quiere dejar su trabajo debido a la "inestabilidad" en el Consejo Supremo de Antigüedades (SCA), que supervisa los innumerables monumentos antiguos del país, así como todo el trabajo arqueológico. "Estamos en una situación tan difícil", agregó.

Esa situación, dicen otros arqueólogos egipcios y extranjeros, incluye huelgas y manifestaciones de empleados de SCA que desean salarios más altos y un mejor ambiente de trabajo. Los disturbios en los últimos días llevaron a Fatah a llamar a la policía militar para eliminar a los manifestantes que intentaban ingresar a la sede de SCA en el centro de El Cairo, según algunos informes. Fatah le dijo a la agencia oficial de noticias MENA de Egipto que se sentía "impotente y abrumado", y agregó que su organización está "paralizada".

Su decisión se produce cuando el gobierno egipcio anunció que las visitas turísticas han disminuido en más de un tercio en el segundo trimestre de este año en comparación con el año pasado. Los sitios antiguos del país representan una porción sustancial de ese turismo, que es un sector vital de la economía.

No está claro si el gabinete del primer ministro Essam Sharaf aceptará la renuncia de Fatah. Una fuente egipcia dijo que se esperaba que los dos hombres se reunieran pronto, aunque Fatah se negó a discutir el estado de su renuncia ofrecida.

Fatah sucedió a Hawass, una figura carismática y controvertida que renunció en marzo. Hawass pronto regresó a su trabajo, sin embargo, solo para ser despedido durante una reorganización del gabinete en julio. Fatah, un especialista en restauración, fue un crítico abierto de Hawass, pero muchos empleados de SCA se opusieron a su nombramiento porque no es un arqueólogo capacitado.

"Ser jefe del SCA es un trabajo enormemente difícil y desafiante", dice Peter Lacovara, un egiptólogo de la Universidad Emory en Atlanta. "La gente claramente no apreciaba cuán hábil era Zahi Hawass y cuánto logró en las circunstancias más difíciles".

¿Hawass, ahora retirado pero viviendo en El Cairo, estaría interesado en hacer otra reaparición? El dijo no. "Incluso cambié mi número de teléfono para no tener que escuchar nada sobre el SCA", dijo Hawass en un correo electrónico del 23 de septiembre.