Los directores del Instituto NIH se preparan para un viaje de presupuesto desigual

Esta semana, más de 30, 000 neurocientíficos están en Washington, DC, para la reunión anual de la Society for Neuroscience. Ayer, los directores de varios componentes de los Institutos Nacionales de Salud se presentaron en una conferencia de prensa para promocionar la investigación que sus institutos habían financiado.

Gran parte de ese trabajo hace contribuciones importantes para comprender el cerebro y los trastornos que lo afectan. Pero como informó Science en una serie de artículos la semana pasada, los directores de NIH enfrentarán decisiones difíciles en los próximos años. El periodista Greg Miller preguntó cómo se están preparando los directores para la perspectiva de presupuestos planos o decrecientes. El siguiente intercambio ha sido editado por brevedad y claridad.

Story Landis (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares) :

Una de las estrategias que creo que cada instituto ha emprendido es analizar detenidamente lo que estamos financiando actualmente. Cada uno de nosotros ha creado en la última década programas para abordar necesidades particulares. [Estamos] examinando muy rigurosamente esos programas. ¿Acaso han alcanzado su objetivo y ya no necesitan continuar? Tal vez el objetivo ya no sea crítico porque hemos aprendido sobre alternativas, o ahora reconocemos que no necesitamos esa información. O el programa en particular puede no estar llevándonos hacia esa meta.

En NINDS, estamos analizando de manera muy sistemática nuestros programas heredados y cerrando los que simplemente ya no son importantes para nosotros, y utilizando esos fondos para mantener nuestra inversión en ciencia básica y presentar algunas nuevas iniciativas que esperamos hagan avanzar el campo. .

Richard Hodes (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento) :

Otra dimensión que está en nuestras mentes, especialmente cuando caminas entre los 31, 000 [científicos] aquí y miras la cantidad de jóvenes indudablemente brillantes y dinámicos, es cómo superamos este desafío en la financiación y evitamos la pérdida de una generación: - Y eso no es una hipérbole - de los investigadores. Todos somos muy conscientes de proporcionar la ventaja que podemos en apoyo de los investigadores jóvenes.

Alan Guttmacher (Eunice Kennedy Shriver Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano) :

De lo que somos cada vez más conscientes es de que debemos pensar en los costos de oportunidad. Es posible que estemos haciendo cosas que aún son productivas, pero ¿podrían esos recursos, no solo dólares sino también enfoque científico, cambiar a alguna área para ser más productivos? Creo que hay muchas oportunidades, como siempre las hay, para repensar la forma en que hacemos ciencia.

Por ejemplo, dado que más y más de la empresa científica se trata no solo de acumular datos sino también de analizar los datos una vez que los tiene, presentando algunas plataformas innovadoras compartidas para el análisis para que las herramientas de análisis no tengan que inventarse en cada laboratorio [sería útil]. Una crisis no debe desperdiciarse. Creo que ha abierto un diálogo sobre repensar no solo cómo ser más eficientes sino cómo hacer una mejor ciencia.

Nora Volkow (Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas) :

Como estoy rodeado de periodistas aquí, voy a entrar en una tangente. [Un] aspecto que para mí es muy importante es el reconocimiento de que la ciencia es la solución a los problemas económicos que tenemos, y que las ciencias de la vida en particular, ya sea a través del desarrollo de tecnologías, medicamentos o industrias, es una muy buena inversión. . La ciencia paga [fuera] económicamente.

Hodes :

Otra estrategia son los programas transversales del plan de neurociencia, donde los institutos pueden reunir dinero para financiar grandes proyectos de ciencia que no serían posibles desde un solo instituto.

Landis :

Por ejemplo, uno de ellos es el marco de neuroinformática, que se ha convertido en esta base de datos cada vez más grande que esperamos permita el acceso a herramientas de neurociencia y ayude a los investigadores a trabajar de manera más inteligente, y también algo [que] establecimos para albergar programas de análisis de datos de neuroimagen y facilitarlos accesible y disponible para muchos investigadores. Nuestro instituto está creando algo llamado elementos de datos comunes, por lo que cualquier ensayo para la enfermedad de Parkinson o ALS [esclerosis lateral amiotrófica] o accidente cerebrovascular analiza factores comunes, por lo que puede examinar esos ensayos. Muchos esfuerzos para compartir datos, compartir el mouse y hacer un mejor análisis.

Thomas Insel (Instituto Nacional de Salud Mental) :

Todos nosotros, si hablamos de esto o no, pensamos en los riesgos. Siempre existe una amenaza para la innovación cuando el dinero se pone ajustado. La gente quiere ser más conservadora. Y creo que cada uno de nosotros es muy consciente de eso y estamos haciendo varios tipos de ajustes para asegurarnos de que eso no suceda, a través del Fondo Común [NIH], y el Premio Pionero [Director NIH] y el Premio Nuevo Innovador . Hay toda una serie de mecanismos que se han implementado para garantizar que los investigadores en etapa inicial y las ideas realmente innovadoras aún reciban apoyo incluso cuando el dinero es escaso. Estamos completamente comprometidos con eso.