Problema en el motor deja la sonda Phobos rusa varada en órbita

La primera misión de exploración del sistema solar de Rusia desde 1996 está en juego hoy, ya que la sonda no pudo encender sus motores para comenzar el viaje a Marte.

La misión es un ambicioso intento de devolver muestras de Phobos, la luna de Marte. Después de un lanzamiento perfecto durante la noche desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán en un cohete Zenit ruso, la sonda Phobos-Grunt (el ronco es ruso para el suelo) se colocó en la órbita de la Tierra. Luego hubo un silencio visible por parte de las autoridades espaciales rusas, según el sitio web RussianSpaceWeb, hasta varias horas después, cuando los informes dijeron que había problemas con la unidad de propulsión principal (MDU) de Phobos-Grunt que lo impulsaría hasta Marte.

"Ha sido una noche difícil para nosotros porque no pudimos detectar la nave espacial [después de la separación]", dijo Vladimir Popovkin, jefe de la Agencia Espacial Federal Rusa a la agencia de noticias RIA Novosti. "Ahora sabemos sus coordenadas y descubrimos que el motor [de la sonda] no pudo arrancar".

Popovkin sugirió que el software era el culpable y dijo que este tipo de contingencia había sido preparado. Dijo que los ingenieros estaban trabajando para reiniciar el sistema de control de la nave y luego habría otro intento de enviar el comando para encender los motores. Dijo que tenían tres días para resolver el problema antes de que las baterías se agotaran, lo que sugiere que el sistema de control tampoco dirigía los paneles solares hacia el sol para cargar las baterías.

"Hemos tenido una ayuda significativa del ejército de EE. UU. Para proporcionar las coordenadas exactas de las naves espaciales en esta órbita intermedia. Intentaremos enviar comandos a las naves espaciales esta noche cuando haya radiovisibilidad desde las estaciones rusas", dice Lev Zelenyi, director del Instituto del Espacio. Investigación (IKI) en Moscú que desarrolló la misión. "Así que todavía tengo algo de esperanza. Todavía tenemos algunos días para la reprogramación antes del final de la ventana de accesibilidad de Marte para el 2011".

La nave espacial fue diseñada para hacer un aterrizaje suave en la superficie de la luna en forma de papa de Marte. Lleva 20 instrumentos con contribuciones de países europeos y Estados Unidos. También a bordo se encuentra un orbitador chino de Marte, Yinghuo-1, que debía ser lanzado antes del descenso a Phobos. Esta es la primera misión de China a Marte.

Una vez en Phobos, los instrumentos estudiarán muestras de suelo in situ, además de estudiar la atmósfera y el medio ambiente de Marte desde su punto de observación en órbita. Se cree que la superficie de Fobos contiene material de la superficie de Marte que fue arrojado por impactos de meteoritos. Después de aproximadamente una semana de muestreo de suelo, los resortes lanzarán una pequeña cápsula de retorno con hasta 160 gramos de suelo a bordo (posible debido a la débil gravedad de la luna). Una vez que esté a unos kilómetros de distancia, encenderá sus propios motores para el viaje de 11 meses de regreso a la Tierra.

Phobos-Grunt se propuso por primera vez en 1996, pero en ese momento la economía rusa estaba en crisis y había poco dinero para la exploración espacial. Siguió siendo un proyecto en papel hasta mediados de la década pasada, cuando la Academia de Ciencias de Rusia le dio alta prioridad y comenzó a recibir más fondos del gobierno. La misión estaba programada para su lanzamiento a fines de 2009 y, a pesar de las numerosas demoras y los componentes entregados tarde, la Agencia Espacial Rusa insistió en que estaba programada hasta solo un par de meses antes de la fecha de lanzamiento. Algunos sospechan que la agencia estaba reteniendo la fecha por razones políticas o de financiación.

Con la presión apagada, los instrumentos científicos y otro hardware fueron retirados y recuperados por sus desarrolladores para actualizaciones y pruebas adicionales. Incluso Yinghuo-1 fue enviado de regreso a China. También hubo más tiempo para realizar pruebas exhaustivas del sistema de control de vuelo a bordo, que era nuevo, desarrollado desde cero por el constructor de la embarcación, NPO Lavochkin, en lugar de ser provisto por el contratista habitual para dicho trabajo. Lavochkin también encargó un nuevo sistema de perforación de Polonia en caso de que la superficie de Phobos fuera rocosa y el brazo de muestra de suelo no pudiera penetrar.