Más allá de las casillas

Hay muchas grandes escuelas en Inglaterra, donde crecí, pero la que hice la primera parte de mi educación secundaria no fue una de ellas. La mayoría de los estudiantes allí no fueron a la universidad, y las peleas y el abuso verbal eran comunes. Ahora que soy médico, la gente me pregunta cómo salí de allí y, a veces, incluso parece sentir pena por mí, pero estoy orgulloso de mi pasado. Asistir a esta escuela me enseñó habilidades únicas y valiosas. Aprendí la importancia de defenderme y defender lo que creo. También aprendí cómo interactuar con personas con comportamientos desafiantes y desactivar situaciones emocionalmente cargadas a través de un enfoque diplomático. Sobre todo, mi experiencia en esta escuela me preparó para cuestionar cosas y rechazar prácticas contra las que no estoy de acuerdo, en mi vida personal y profesional. (Sigue leyendo en Science .)